Flor de Tierra Seca

Explorando el poder transformador de una mujer empoderada por la ONG México Tierra de Amaranto en una comunidad rural del centro de México.

 

En países en desarrollo como México, una de las preguntas inevitables es que se puede hacer para mejorar las condiciones de vida de la personas en comunidades rurales donde los índices de educación, nutrición, salud y pobreza son significativamente peores que los poblaciones en las ciudades. Aún cuando no hay respuestas fáciles, instituciones privadas y gubernamentales constantemente están buscando soluciones a este difícil problema. Una de estas instituciones es la ONG México Tierra de Amaranto fundada en el 2005 por Mary Delano para aprovechar las propiedades nutricionales extraordinarias del amaranto para generar cambio. El objetivo de esta exhibición es incrementar el apoyo para acelerar la velocidad del cambio y su alcance geográfico.

‘Flor de Tierra Seca’ es la historia de Margarita Domínguez Marcial, uno de los 600 habitantes de El Varal, que sólo terminó dos años de primaria por falta de recursos de sus padres.

 

Ella es un ejemplo de la situación de millones de mujeres en comunidades rurales de México. Esta colección de fotografías fue creada en un período de tres años por el fotógrafo de documental social Francisco Alcalá Torreslanda.

 

Cada pieza en la exhibición refleja diferentes aspectos de cómo El Varal y la población adyacente de Chiteje de Garabato están siendo transformadas de manera positiva con nuevas capacidades, producción de amaranto, una dieta más nutritiva, y con mayor servicio y colaboración entre las personas. Margarita quien ha sido empoderada por México Tierra de Amaranto con conocimiento, ética de trabajo, y otras herramientas está jugando un rol clave en la transformación.

Margarita Dominguez Marcial
Margarita Dominguez Marcial

“Antes de México Tierra de Amaranto yo no sabía leer ni escribir, ahora ya estoy leyendo, escribiendo y aprendiendo a usar la computadora”. “Quiero que cada persona en my comunidad plante y consuma amaranto. Quiero ayudar a reducir la obesidad y la diabetes. Eso se puede lograr con una dieta balanceada que incluye amaranto”.

press to zoom

Tal como muchas otras mujeres en comunidades rurales de México, Margarita Dominguez Marcial no sabía ni leer ni escribir y tenía muy pocas oportunidades para progresar. Margarita tuvo que pedirle permiso a su esposo para poder aceptar el rel de promotora de México Tierra de Amaranto

press to zoom

Las promotoras son mujeres locales responsables de implementar los programas de Mexico Tierra de Amaranto en sus comunidades. Luisa Perez, Margarita Dominguez Marcial, and Antonia Chaparro participando en un taller sobre el impacto de MTA, nutrición y valores. México Tierra de Amaranto invierte en la capacitación continua de sus promotoras para incrementar su efectividad.

press to zoom

Invernadero de la comunidad que fue construido con apoyo del gobierno para producir amaranto y otros vegetales usados en la preparación de desayuno y comida de niños con padres en condiciones de pobreza extrema.

press to zoom

Debido a su rápido crecimiento y mayor rendimiento, las hojas de amaranto son más consumidas que el grano. Sin embargo, se ha demostrado que son igualmente nutritivas que el más conocido grano.

press to zoom

Margarita es un ejemplo de servicio en su comunidad y se ha convertido en un modelo para su propia familia.

press to zoom

Margarita convenció al director y a los padres de familia de la preescolar ‘Diana Laura Riojas’ para enseñar a los niños como plantar y cuidar el amaranto en los terrenos de la escuela. Lo recaudado con la venta del amaranto fue usado para necesidades de la escuela.

press to zoom

Mujeres de la comunidad y algunos hombres colaboraban en la construcción de una cisterna para una de las familias beneficiarias. EL primer paso es crear la estructura metálica.

press to zoom

Margarita y otras mujeres de la comunidad aprenden a construir cisternas para acumular agua de lluvia y así asegurar la disponibilidad para el riego del amaranto. Los materiales son adquiridos con dinero donado a MTA.

press to zoom

Cada cisterna de 12,000 litros sirve para el riego del traspatio de un solo hogar. Cuando los tanques son construidos por las mujeres de la comunidad su costo es aproximadamente la mitad de un tanque industrial.

press to zoom

Doña Emma Jurado y su hija recolectan hojas de amaranto. Cuando la producción es mayor que las cantidades consumidas por la familia, el exceso es vendido para generar ingresos adicionales para la familia o cambiado por otros artículos.

press to zoom

Margarita continuamente hace sesiones con mujeres de la comunidad para enseñar recetas que incluyen el amaranto.

press to zoom

Niños de la comunidad reciben una dieta balanceada en el albergue. México Tierra de Amaranto está midiendo varios indicadores para demostrar los beneficios a largo plazo de incluir el amaranto en la dieta de los niños.

press to zoom

México Tierra de Amaranto desarrolla recetas que incluyen el amaranto pero que están basadas en el tipo de comidas que se comen regularmente en las comunidades rurales.

press to zoom

Laura Emma y la nieta de Margarita participan en las clases de cocina para aprender a incluir el amaranto en sus comidas y combinarlo con ingredientes que normalmente usan.

press to zoom

Doña Margarita Modesto inspeccionando el amaranto en su traspatio. Ella es la mujer que produce más amaranto en las comunidades de El Varal y Chiteje de Garabato.

press to zoom

Hojas de amaranto producidas por mujeres de Chiteje de Garabato son adquiridas por México Tierra de Amaranto. Después son limpiadas, estabilizadas, congeladas, empacadas y vendidas a restaurantes y personas de Querétaro.

press to zoom

La tesorera, presidente, y la secretaria de la caja de ahorro de Chiteje de Garabato promovida por México Tierra de Amaranto. Los 41 miembros se reunen semanalmente para revisar, registrar, invertir, y pedir prestado.

press to zoom

Un taller sobre buenos hábitos alimenticios, desayuno saludable, es impartido por Margarita. Una de las mujeres de la comunidad colabora prestando su casa.

press to zoom
Margarita Dominguez Marcial
Margarita Dominguez Marcial

“Me siento muy orgullosa porque en el Varal y Chiteje de Garabato ya hay más de 100 mujeres plantando amaranto en sus traspatios. Lloro de alegría porque mis sueños se están haciendo realidad, pero quiero lograr más. Quiero mejorar las vidas de muchas familias. Estoy interesada en mejorar la salud de mi comunidad; los niños y espero que todos consuman amaranto. Con la ayuda de Dios lo lograremos”.

press to zoom
 

Acerca del Proyecto